lunes, 8 de agosto de 2011

María Conesa: La artista, la mujer y el mito



María Conesa “La Gatita Blanca” , fue la diva del teatro de revista mexicano a principios del S. XX y durante varias décadas. Famosa actriz, cupletista de letras atrevidas y bailarina de seductores pasos, fue la máxima estrella del teatro frívolo de la época.
La “Gatita Blanca” nació en Vinaros el año de 1892. Inició su carrera en el grupo “Aurora infantil” junto a su hermana Teresita Conesa, ambas destacaron en los escenarios muy tempranamente. Fue tal su éxito que la “Zarina” , figura principal

del teatro donde trabajaban, envidiosa de las niñas, ordenó a su hermano que las asesinara. En el acto pereció Teresita, María Conesa logró salvarse. Superada la tragedia, el padre de María no cesó hasta convertir en estrella a su talentosa hija.


En 1907, “La Conesa”, como cariñosamente era llamada, debutó en el Teatro Principal de la Ciudad de México, con la zarzuela “La Gatita Blanca”, cuyo mote mantendría de por vida. Sus mayores prendas no radicaban en sus facultades vocales sino en la picardía de sus actuaciones, en esos bailes acompañados de letras sugerentes que alimentaban el hambre sexual reprimida en las butacas: los cuplés con doble y hasta tercer sentido hicieron que los tandófilos la adoraran.
“Yo doy masaje, yo doy masaje, con una gracia sin igual, y el que a probarlo va una vez, desea más…”

 
La popularidad de la Conesa fue tal que se creó El Partido  Estudiantil Conesista, que tenía la misión de defender a María de los Anticonesistas, o sea, la gente que tachaba a la tiple de encender la hoguera de los malos pensamientos de los hombres, en suma, de atentados al pudor. El poeta mexicano Luis G. urbina escribió sobre ella: “Su figura no es garbosa, el semblante no es bello, la voz es desaliñada y desagradable, pero de toda la cara, de todo el cuerpo chorrea malicia esta mujer…” La verdad, a pocos les interesó la opinión del poeta, estaban cautivados por la diva del cuplé, la contemplaban arrobados y apetentes con la boca abierta como María en aquella foto de “Las diosas modernas”, en la que todos hubieran deseado ser el racimo de uvas.



En plena efervescencia revolucionaria, María siguió dando funciones, ella lo había dicho: “A mí las balas me respetan”. Los combatientes asistían carabina en mano a verla. Afuera del teatro detonaban los disparos; adentro los aplausos. Dos eran los principales deberes de los revolucionarios que llegaban a la ciudad de México: visitar a Santa María de Guadalupe en el Tepeyac, y aclamar a María Conesa en el teatro.
De 1915 a 1923 “La Conesa” actuó en los teatros más importantes de la Capital e hizo gira por el interior de la república. Conocida como “la tiple de la revolución”, Pancho Villa se prendó de ella cuando como parte del número “Las percheleras”, María le cortó un botón de la camisa, aquel hubiera deseado que se la desabrochara completa pero en la intimidad por lo que amenazó con raptarla, “La Gatita Blanca” no cedió y finalmente se le escabulló al revolucionario.


María Conesa se casó con Manuel Sanz, joven descendiente de una familia de abolengo capitalino, de quien muy joven y para escándalo de la época se embarazó y había parido estando soltera. El Sr. Sanz acabó  siendo para todos ,“El Sr. Conesa”, quien harto de la farándula y los asedios amorosos de los admiradores de su mujer, se divorció de ella.
“La Gatita Blanca” fue amiga personal de varios presidentes mexicanos: Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Plutarco Elías Calles, Pascual Ortíz Rubio, Venustiano Carranza, Manuel Ávila Camacho, etcétera. La mayoría la había admirado desde el teatro, dicen que esto le significó una discreta influencia en el poder político. Aunque en una entrevista ella confesó: “Ni con Villa, ni con Zapata, ni con Calles, ni siquiera con Maximino Ávila Camacho… con ninguno de ellos me hubiera casado.”
 El músico Agustín Lara quedó tan impresionado al conocerla que le compuso dos temas: el shotis “La guapa” y “Monísima Mujer”. Una corte de galanes  rodeaba a la tiple valenciana. 


La devoción de sus admiradores no libró a María Conesa del escándalo, se le acusó de tener no sólo relaciones con las altas esferas sino tratos con los bajos mundos. Los nexos de la Conesa con “La Banda del automóvil Gris” eran chismes de dominio público. Corrían rumores de que “La Gatita Blanca” era amante de Juan Mérigo, líder de la banda, quien robaba joyas  en casas de adinerados y complacía con ellas los gustos de María acostumbrada a las alhajas y a los lujos.
 Mérigo tuvo el atrevimiento años después  de publicar “La banda del automóvil gris y yo” libro en el que escribió: “María y yo tuvimos otros puntos de reunión además del Teatro Lírico y el restaurante Principal. Ella por ejemplo, hizo una costumbre de cantarme al oído los cuplés que estrenaría por la noche”. Por aquel tiempo “La Gatita Blanca” era una seria mujer casada, así que se defendió: “¿Cuántos Generales de la Revolución me han achacado? No sólo a Juan Mérigo sino a muchos; pero todo es falso, calumnias.”

De quien sí consta fue pareja y esto con penosas consecuencias fue del General José Álvarez y Álvarez, quien fungió como Jefe de Estado Mayor Presidencial durante el gobierno de Plutarco Elías Calles. Cuando el General fue acusado de contrabando de medias y desterrado, María quien pasaba temporadas en casa de su amante, fue invitada a salir del país, tratándosele algo así como de cómplice.  Rumores de la época sostenían que el contrabando no era el problema, sino que María y Calles estaban enamorados.
Ya en el extranjero, “La Conesa” aprovechó para  acudir al llamado de Hollywood cuya industria estaba interesada en ella, hizo algunas pruebas y acabó rechazando la oferta.  En 1930 regresó a México, superado el problema legal que la había orillado a abandonar el país. María tuvo un recibimiento apoteósico, esto al nivel de la figura que era.



María era muy conocida y respetada en el espectáculo mexicano entre sus amistades se contaban: Dolores del Rio, Lupe Vélez, Arturo de Córdova, Cantinflas, María Elena Marqués, etcétera. Temas como “Pompas ricas”, “Mi querido Capitán”, “El castigador”, “El morrongo”, “Los polichinelas”,  entre otros,  fueron popularizados gracias a la primerísima tiple valenciana por la que pasaban los años pero no el éxito.



María Conesa ganó muchísimo dinero sea como artista o empresaria de teatro. Fincó lujas mansiones decoradas con gusto exquisito. Finalmente el 4 de septiembre de 1978 murió, días antes había sido nombrada en el Casino Español “María de México y de España”. Su última actuación pública fue en “La verbena de la paloma”, días después y tras una larga y exitosa vida artística partió la que había sido “La eterna Gatita Blanca”, “La Monísima mujer”, “La guapa”.



10 DATOS INTERESANTES SOBRE MARÍA CONESA:


1.- María Conesa fue la primera en atreverse a portar el águila, emblema de la bandera, en la falda de un traje de china poblana.
2.- Emiliano Zapata, quien la visitó en su camerino, le  organizó un día de campo y se animó a bailar con ella.
3.-Los presidentes  Adolfo de la huerta y Álvaro Obregón asistían frecuentemente al teatro para verla. Se decía que  Obregón sostenía un romance clandestino con la tiple, ya que consideraban “muy estrecha” la amistad entre ambos.
4.- Al tramitar en Cd. Juárez su salida del país, María Conesa fue sorprendida por 1,500 personas que habían ido allí para ofrecerle sus muestras de apoyo.
5.- Se organizó una peregrinación de admiradoras de la Conesa a la Villa de Guadalupe para pedir el regreso de María que estaba en el extranjero.
6.- María Conesa fue invitada a cantar el Himno Nacional Mexicano en el Congreso con motivo de las fiestas del Centenario de la independencia en 1910.
7.- María Félix le pidió prestadas algunas alhajas ya que filmaría una película de época, las joyas tardaron 6 meses en regresar, y esto hasta que “La Gatita Blanca” las reclamó.
8.-Su padre, su madre y su hermano murieron cuando María estaba en pleno triunfo. Después fallecerían su ex marido Manuel Sanz, su único hijo Manuel y hasta su también único nieto, Tony. Ella los enterró a todos.
9.- María Conesa dejó a la UNAM como heredera universal de sus bienes, así como a escuela de Valencia y Cataluña.
10.- En 1981, la empresa mexicana TELEVISA, realizó una serie de televisión titulada “Toda una vida” basada en la vida de María Conesa quien fue interpretada por la actriz Ofelia Medina



ALGUNOS  RECUERDOS DE MARÍA CONESA CONTADOS POR ELLA MISMA
Extraídos del libro “María Conesa. La Gatita Blanca” escrito por José M. Palacios Bover, en el que se recuperan algunas de las entrevistas que la diva valenciana concedió. Se han seleccionado algunos recuerdos contados por ella misma.

¿Recuerda alguna anécdota en su larga carrera?
-Son tantas, todas bellas. Te contaré un Día de los Inocentes pusieron en el periódico que yo solicitaba un perro, pues siempre he tenido uno a mi lado (“Cacho, el afgano color cobre, nos escucha y parece entendernos) Al despertar, había dos cuadras enteras que llevaban perros. También te diré que mi esposo trajo a México el primer ejemplar de pastor alemán…

En otra entrevista:
De Plutarco Elías Calles de que tenía especiales recuerdos dijo: “Era muy serio, simpático, sarcástico, inteligente, causaba mucho respeto y hasta creo que durante algún tiempo comencé a enamorarme de él”.
“Con Zapata hablé en una ocasión- confesó alguna vez la ahora extinta- Me invitó a ir al campo LOS DOS SOLOS, pero yo le contesté: a los picnics acostumbro ir con MI ESPOSO y con mi gatita”.
….Panchito Madero fue siempre muy cortés, impresionaba… sobre todo cuando estaba sentadito. ¿Obregón? Era un hombre muy alegre y simpatiquísimo: se pasaba la vida contándome cuentos verdes…

MARÍA CONESA EN EL CINE:

Ocho fueron las intervenciones de María Conesa en la pantalla grande:
1.- El pobre Valbuena (1917)
2.- Payasos Nacionales (1922)
3.- Refugiados en Madrid (1938)

4.- Madre a la fuerza (1940)

5.- Una mujer con pasado (1949)

6.- La rebelión de los fantasmas (1949)

7.- Hijos de la mala vida (1949)
8.- Entre tu amor y el cielo (1950)

Fue en la cinta “Refugiados en Madrid” en la que nos dejó un número musical en vivo:


Agradecemos la colaboración para este blog de la Fundació Caixa Vinaros, quien gentilmente proporcionó varios de los materiales audiovisuales así como de consulta bibliográfica.



BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA.
ALONSO, ENRIQUE, MARÍA CONESA, UNA BIOGRAFÍA, OCÉANO, 1987
ALONSO, ENRIQUE, CONOCENCIAS, ESCENOLOGÍA, 1998
PALACIOS BOVER, JOSE M.  MARÍA CONESA. LA GATITA BLANCA, VINAROS, 1993

Contacto: removed 




1 comentario:

  1. Enhorabuena! Este es sin duda, un sitio con información invaluable, que no se encuentra en ningún lado.
    Gracias por crearlo, de la Gatita Blanca poco se habla y menos se sabe, pero honor a quien honor merece, ella es y siempre será la más importante cupletista en México!

    ResponderEliminar